Ver chihuahua ladrando para conseguir que deje de ladrar.

CONSEGUIR QUE DEJE DE LADRAR

CONSEGUIR QUE TU CHIHUAHUA DEJE DE LADRAR

Los chihuahuas tienen fama de tener mal carácter y no dejar de ladrar, aunque no es una afirmación del todo cierta. Conseguir que tu chihuahua deje de ladrar no es una tarea fácil, lo primero que debemos hacer es analizar las causas de por qué ladra, y qué podemos hacer para reducirlo o incluso eliminarlo. El ladrido del chihuahua puede ser al principio divertido y gracioso, pero cuando pasa el tiempo nos resulta molesto e irritable, ya que su ladrido es agudo y probablemente repetitivo durante todo el día.

EL MOTIVO

Antes de realizar cualquier acción vamos a saber el motivo del porqué ladra sin cesar. Los chihuahuas son perros minis, ágiles y necesitan mucha actividad. Si no tienen esa actividad podrían caer en un aburrimiento continuo y ladrar sin motivo alguno durante el día.

También hay que tener en cuenta que para que tu chihuahua deje de ladrar, habrá que recompensarlo cuando deje de hacerlo, pero siempre con las pautas que te explicamos a continuación.

ABURRIMIENTO

Es probable que tu chihuahua ladre por aburrimiento, ya sea cuando este solo o no. Como ya hemos comentado, estos perros minis son muy activos y necesitan mucha actividad diaria. Eso significa que, además de que necesitan sus paseos diarios, también hay que conseguir tener mucho juego en casapara que sepa distraerse cuando esté solo.

Para que tu chihuahua deje de ladrar cuando esté solo o cuando está aburrido, es necesario satisfacer sus necesidades dándole juego y distracción la mayor parte del tiempo. Si no tiene ese entretenimiento, puede ladrar por aburrimiento.

EL MITO

El mito de que las razas pequeñas siempre ladran es totalmente falso. Las razas pequeñas tienen el inconveniente de su aspecto físico, ya que se sienten vulnerables delante de un perro más grande. Así que, es muy habitual que cuando un perro pequeño se acerque a uno grande, ladre de una manera descontrolada y no podamos pararlo. Conseguir que un perro pequeño deje de ladrar delante de uno grande es algo que se debería tratar desde cachorro, con una buena socialización, dejando que se acerque a otros perros, que los huela, que explore y que sepa que no le van a hacer nada.

De esta manera, tu chihuahua sabrá que no pasa nada, que no hay peligro para él ni para ti y cogerá confianza.

REGAÑAR AL CHIHUAHUA

Saber cuándo y cómo regañar a tu perro será fundamental para la educación de tu chihuahua. Si nuestro objetivo es que deje de ladrar, deberemos regañarlo cuando haga algo que no debe, pero a la vez, recompensarlo cuando deje de hacerlo. No es bueno regañar o premiar a veces si, a veces no, ya que el perro puede confundirse y no saber exactamente lo que pasa. Siempre que deje de ladrar habrá que premiarlo con caricias o con golosinas especiales para ellos.

Las maneras de regañar a tu perro pueden ser diferentes, la más habitual es alzando la voz con la palabra de comando que tengamos asignada para eso.

Todo esto siempre sin lesionar ni dañar al perro.

PALABRAS COMANDO PARA CONSEGUIR QUE DEJE DE LADRAR

Habitualmente, usamos la palabra ¡No! para avisar al perro de que eso no está bien hecho. Esta es una palabra comando que perfectamente podríamos usar para ordenar a nuestro perro que deje de ladrar, pero el problema es que la usamos para todo lo que consideramos que no debe hacer y nuestro perro no puede distinguir qué es lo que no debe hacer.

Está claro que no podemos usar una palabra para cada cosa, ya que los perros entienden muy pocas palabras. Para que tu chihuahua deje de ladrar, utiliza otra palabra de comando más específica y concreta, para que entienda exactamente lo que es y asocie esa palabra con el ladrido.

Por ejemplo, podemos usar la palabra “cállate”, o “silencio” … De esta manera es como conseguiremos que nuestro peludín asocie la palabra comando con lo que está haciendo.

CARICIAS

Nuestro chihuahua es muy importante para nosotros, es uno más de la familia, así que hacerle mimos, abrazarlo, darle besos y jugar con él, es muy habitual. Probablemente, caeremos en la tentación de sobreprotegerlo excediéndonos en las caricias y mimos sobre él.

Cuando nuestro chihuahua hace cosas que no debe o no le permitimos, no debemos cogerle en brazos ni darle nuestra atención, esto es lo que debemos evitar, ya que el perro aumenta su control de territorio y poco a poco va invadiendo el nuestro. Debemos ser nosotros quienes controlen cuándo deben hacerlas, no cuando ellos quieran.

CONCLUSIÓN

Estos han sido nuestros consejos para que tu chihuahua deje de ladrar, pero recuerda que siempre hay que tener bondad y paciencia con el perro y nunca lastimarlo. Los mejores remedios siempre son el cariño y la comprensión.

Más consejos y tips para adiestrar a tu chihuahua: 5 TRUCOS para JUGAR y ADIESTRAR a un CHIHUAHUA – YouTube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: